La ganancia patrimonial será la diferencia entre el valor de adquisición y el valor de transmisión.
Al valor de adquisición se le pueden sumar todos los gastos inherentes a la compra que haya satisfecho el comprador (agencia inmobiliaria, gestorías, notaría, Registro). 

Asimismo podrá incrementar el valor en las obras, mejoras e inversiones realizadas en el inmueble cuyo coste pueda acreditar. Si estuvo arrendado, deberá reducir el valor de adquisición en el importe de las amortizaciones que fueran gasto deducible del arrendamiento.

El valor de transmisión se minora en el importe de los gastos y tributos inherentes a la transmisión que haya satisfecho el transmitente Gastos podrán ser las comisiones de agencia inmobiliaria o gestoría, los del notario que le hubiera correspondido pagar o el certificado energético si tuvo que obtenerlo para vender. El impuesto sobre el incremento del valor de los Terrenos satisfecho por el vendedor también se puede restar del valor de transmisión. Para mas información dirigete a Diagonal3 asesores inmobiliarios, resolvemos tus dudas. www.diagonal3.com




Publicado: 9 de Abril de 2018